ABRAZOS CON CORAZÓN

Imagen

Que necesitamos recibir abrazos y caricias para sobrevivir es más que evidente durante los primeros años de vida. Estudios en bebés sugieren que en ausencia de contacto físico millones de neuronas mueren en sus cerebros. Sin gestos de afecto en la infancia tampoco se produce suficiente hormona del crecimiento, tal y como han demostrado científicos de la Universidad de Duke (EE UU), dando lugar a lo que se conoce como“enanismo psicosocial”. Además, investigaciones recientes revelan que el cerebro de un bebé que no recibe caricias es aproximadamente un 20% más pequeño.

La importancia del contacto físico no disminuye cuando crecemos, sino todo lo contrario. Estudios realizados en la Universidad de Carolina del Norte revelan que cuando otras personas nos tocan o nos abrazan a cualquier edad aumentan los niveles sanguíneos de oxitocina, apodada la “hormona del amor”, y disminuyen la presión arterial y el ritmo cardíaco. “Pasear de la mano de nuestra pareja durante diez minutos o, simplemente, un breve abrazo pueden tener un efecto protector sobre el corazón al comenzar una dura jornada laboral”, explicaba Karen Grewen, coautora del estudio.

Además dicen que diariamente necesitaríamos recibir al menos once abrazos para tener satisfechas nuestras necesidades afectivas. A partir de mañana procuraremos llenar nuestro deposito de abrazos cada día…

¿Podéis imaginar la cantidad de oxitocina liberada en el organismo de nuestra bella Carmen?

678 32 62 34  // 677 39 51 22

gerocultorasinfronteras@gmail.com

JUBILARSE O INTERNARSE ¿PARA QUÉ?

Imagen

A veces me he preguntado a santo de qué esa idea de que el ser humano tenga que jubilarse o   internarse al llegar un poco más allá de eso que hemos llamado tercera edad.

En cualquier caso es una forma de asignar una etiqueta de “a punto de caducar” justo cuando la persona puede dar su mejor fruto. En este maravilloso momento la mayor parte de las limitaciones mentales y personales han desaparecido con la consecuente facilidad para dar mucho y de calidad…

Sin embargo nuestra sociedad decide, poner a esas personas en la “cuneta”, apartándolas de la actividad que tanto bien les haría.

Una de esas “jubiladas sin jubilar” es Marina Delgado. Ella ha conseguido seguir con su gran amor que es la pintura y piensa seguir haciéndolo hasta el último día en este planeta. Marina es una de nuestras usuarias más jóvenes y con su dinamismo característico consigue contagiarnos e incluso darnos ideas para que nuestra ayuda a los mayores llegué mucho más allá.

Nos ha propuesto crear una red de contactos en la que las personas mayores puedan conocerse y quizá recuperar la ilusión del amor… ¡Estamos realmente emocionadas con la idea!

¡Gracias Marina!

 

En la juventud, la belleza es un accidente. En la vejez, una obra de arte.
Lin Yutang

 

678 32 62 34  // 677 39 51 22

gerocultorasinfronteras@gmail.com

TODO ES PERFECTO

Hoy queremos reflexionar acerca de la importancia de reconocer que TODO ES PERFECTO.
En nuestro trabajo diario con los mayores encontramos mucho rechazo hacía aquellas partes o hábitos de nosotros mismos que consideramos “poco dignas”.
En nuestro afán por llevar verdadera felicidad a nuestros usuarios una de nuestras prioridades es conseguir que la persona se sienta amada en toda su integridad, con su luz y con su sombra, aceptada… Y que sea capaz de reírse de su sombra a la vez que la acepta.
Este vídeo nos muestra esa aceptación amorosa que nos acerca a nuestra parte humana más luminosa…

678 32 62 34 // 677 39 51 22
gerocultorasinfronteras@gmail.com